Una unidad militar en Monte la Reina aumentaría el PIB e incrementaría población

La revista del Ejército Español, en su edición del pasado mes de mayo, dedica una información, firmada por Vicente Lunar Bravo, coronel de Intendencia DEM, al impacto económico de las unidades del Ejército de Tierra en provincias de España, con un análisis especial sobre lo que significaría para nuestra provincia la llegada a Zamora de una unidad militar: importante aumento del producto interior bruto y un incremento de la población de un 2,2 %.

El coronel Lunar Bravo se remonta al origen del renacimiento de Monte la Reina como instalación militar: “A finales de 2018, en una visita del JEME a Ávila, se contempló el posible traslado de unidades del Ejército de Tierra al antiguo campamento de Monte la Reina, en la provincia de Zamora. El GE Varela visitó la ciudad de Zamora y, en una reunión con las autoridades de la provincia, acogió bien la propuesta si había ayuda de las instituciones locales y regionales, y apuntaba: “Las inversiones que realicen las instituciones locales y regionales podrán revertir en la zona en un plazo de entre cinco y diez años”. Me permito traducir: se amortizaría la inversión en ese tiempo.

Confiesa el coronel que esta afirmación del JEME fue “el objeto de este artículo: determinar el impacto económico derivado de la presencia y las actividades de las unidades del Ejército de Tierra en las provincias donde se ubican”. Advierte Lunar Bravo que el trabajo toma como periodo de referencia el año 2018, por la querencia del autor a información contrastada y consolidada. En principio, se basa en el estudio realizado por la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona sobre el impacto económico, cultural y social derivada de las actividades propias del Ministerio de Defensa y sus organismos autónomos.

En este estudio, participó la Secretaria General de Política de Defensa en el año 2013. De tal manera, el efecto económico total se descompone en tres tipos: efectos directos, indirectos e inducidos. Los directos se derivan de la propia actividad del Ejército de Tierra: remuneración de su personal y adquisición de bienes y servicios de diversa naturaleza, que se reflejan en la ejecución del Presupuesto del Ejército de Tierra.

Entre los efectos indirectos, cita, el coronel Lunar Bravo, “los arrendamientos (terrenos, edificios, maquinaria, medios de transporte), el mantenimiento y conservación de infraestructuras, la adquisición de suministros y bienes, así como las inversiones en infraestructura, más los gastos militares que corresponden a inversiones de carácter inmaterial”.

Los efectos inducidos, que pueden definirse como “el impacto en la economía de un territorio como consecuencia del consumo de bienes y servicios de los trabajadores, ya sean del Ejército de Tierra o los ocupados generados de manera indirecta, como son los trabajadores proveedores del Ejército y los del resto de sectores afectados por el efecto arrastre o multiplicador”. “El impacto económico total -en palabras del coronel- resulta de la consideración de estos tres tipos de efectos, que dan al territorio considerado”.

En esencia, lo determinante para nuestra provincia, consiste en la conclusión de este estudio de la Universidad de Barcelona: “Por cada 1.000 euros de gasto del Ejército de Tierra, se generan 1.435 de PIB y contribuye a una recaudación impositiva de 426 euros, en términos de IVA, IRPF e Impuestos de Sociedades, y que por cada 100 ocupados de manera directa se generan 45 puestos de trabajo adicionales en la economía”.

Por lo tanto, el impacto económico sobre el PIB provincial de Zamora quedaría, en miles de euros, en 3.683.536. Finalmente, la población de la provincia de Zamora se incrementaría aproximadamente en 3.900 personas, lo que representa un 2,2 %. Además, debería considerarse el empleo que se crearía durante los más de dos años que conllevaría la construcción del nuevo Monte la Reina.

Por supuesto, si las instituciones zamoranas, públicas y privadas, y de la comunidad no aportan dinero al proyecto, no habrá nada qué hacer. El presupuesto de Defensa no da para más, porque carece de poder económico para realizar esa inversión, calculada entre 80 y 100 millones de euros, dado que esa cantidad supone el gasto total para toda España del Ministerio que dirige Margarita Robles. A no ser que el Gobierno considerase una partida en los PGE del año 2022 en esa dirección.

Quizá le interese también

Félix Vicente Pastor, gerente de Quesería Artesanal Vicente Pastor, entrevista a Ignacio Quintanilla, gerente de Leche Gaza

Ignacio Quintanilla, gerente de Leche Gaza: “Es muy importante tener en Zamora un distinti…