Después de más de un lustro de durísimo y, a veces, frustrante trabajo, tiempo en el que se llamó a numerosas puertas institucionales sin que se les prestara atención, la Escuela de Español Villamor, la celebérrima academia zamorana, que dirige el matrimonio formado por José María PérezÁlvarez y Paz Villamor de Santiago, ha logrado, siempre que la pandemia lo permita, que, a partir de los días 20 y 21 de septiembre, vengan a nuestra ciudad extranjeros a estudiar español. Villamor se encargará de todo, pues será el gerente de todo el proyecto.
Paz Villamor, docente, ha ofrecido una serie de datos sobre lo esencial de este curso: “Vendrán, en principio, unos 40 alumnos, porque yo he pedido que no lleguen todos de golpe, sino paulatinamente. Creo que es coherente. Imaginemos que se nos presenta aquí 2.000 alumnos de repente. Prefiero que vengan en grupos de 40, 50 o 60 para saber cómo va todo. En principio, las clases se impartirán en la Fundación Rei Afonso Henriques y Villamor. La franja de edad de estos alumnos se encuentra entre los 16 y 19 años. Durante los 15 días que vivan en Zamora dejarán una media de 2.000 euros por alumnos”.

Paz Villamor explica las razones de que nuestra ciudad acoja a este contingente de alumnado extrajero: “Salamanca tiene demasiados alumnos. Todo el mundo va a la ciudad hermana, pero en Salamanca no hablas español, porque allí hay muchos extranjeros que hablan en su idioma original: británicos e irlandeses que hablan en inglés, chinos en mandarín, galos en francés y alemanes en alemán. Pero no hablan español. Nosotros hemos vendido que en Zamora no hay nadie que no hable español. En Zamora, a partir de los 18 años, los jóvenes que hablen inglés o francés se van. Por lo tanto los que quedamos aquí hablamos el castellano, español. Y cualquier cosa que tenga que pedir un extranjero lo tiene que hacer en nuestro idioma, porque no lo van a entender si no es así. ¿Qué ocurre pues? Que Zamora es una ciudad en la que solo se habla español y el que venga conocerá que es ideal para aprender nuestro idioma. Por otra parte, aquí se habla un español muy puro, según nos han dicho, y no hay acento y el tipo de vocabulario que se emplea es muy amplio. También es una ciudad muy paseable y segura. En condiciones normales, te vas desde la Plaza Mayor hasta la avenida de Requejo, el Alto de los Curas o el casco antiguo sin ningún tipo de problema. Eso es muy bueno para este tipo de enseñanza y alumnado. Y, por último, son menores y no debes meterlos en una ciudad, como Salamanca, porque hay mucha fiesta y a todas las edades. Soy consciente, que si fuera una madre extrajera, a mi hija la mandaría a una ciudad tipo Zamora y no Salamanca. Quiero que aprenda el idioma. Ya tendrá tiempo para la fiesta. Estos son las bases que hemos expuesto para alcanzar el objetivo de que Zamora fuese elegida para la enseñanza de español a alumnos jóvenes extranjeros”.

Desde hace cinco años, Villamor se ha “pegado” con todo el mundo para conseguirlo: “Vendrán grupos de 40 alumnos, que residirán en Zamora durante una semana o dos. Cuando concluya ese grupo, llegará otro. Si todo va bien, podrá haber dos o tres grupos de forma simultánea en nuestra ciudad. Por lo tanto, en vez de 40, habrá 200. Pero somos nosotros los que más deseamos que todo salga bien. De ahí que queremos que vengan poco a poco. Nosotros tenemos que conocer cómo está Zamora, cómo acoge, cómo son. Deseo que todos los imprevistos sean previstos. No queremos que se hable mal de nosotros”.

Los alumnos se alojarán en domicilio particulares: “Al respecto, Viajes Sanabria lleva toda la vida trayendo extranjeros. Ahora sigue teniendo familias. Nos pusimos en contacto con Dani, de la firma zamorana de viajes, porque es importante saber que los estudiantes de español quieren vivir en familias, quieren una inmersión total. No quieren ir a albergues o residencias, sino que quieren estar en domicilios particulares. Por lo tanto, me puse en contacto con Viajes Sanabria, porque tiene familias que siguen colaborando en el alojamiento de extranjeros. Entonces me dijo que no había problemas. Nosotros nos encargamos de gestionar la recepción de alumnos y de toda su estancia y él los aloja. Normalmente, habrá uno por familia”.

En cuanto a las clases, afirma Paz Villamor que “todavía no sabemos dónde se impartirán, aunque pensamos que en las instalaciones del Afonso Henriques, por parte de profesores cualificados de español, acreditados por el Instituto Cervantes como docentes de español para extranjeros. Si no tuviera ese certificado, no podrían dar clases. No sabemos quiénes son. Se supone que deberíamos haberlo organizado este verano, pero el coronavirus ha impuesto su pandemia. Si sabemos que todo tira para adelante. Pero están ahí los rebrotes”.
Como resumen: “Lo que implica es que habrá alumnos extranjeros que vendrán a Zamora a recibir clases, dadas por especialistas, y con actividades extraescolares, que pueden ser desde teatro, a deportes, televisión, cine, periodismo. Hemos contactad, desde Villamor con más de 20 empresas zamoranas para arropar a los alumnos. Se supone que llegan a Madrid, donde se les recogerá en la terminal de Barajas, se les trae a nuestra ciudad y se organiza su estancia aquí. Una vez concluido el curso, que puede ser desde una semana a un mes, recibirán sus diplomas y regresarán a sus países. El gasto personal por alumno podría ser de unos 2.000 euros, porque harán excursiones, comprarán regalos, adquirirán rompa, calzado…La Universidad de Salamanca les dará el título, que es lo que realmente necesitan”.
Detrás de este logro extraordinario, El Día de Zamora esclarece que si la idea fue de Villamor, ha contado con el apoyo decidido de Caja Rural y su director general Cipriano García, que, en momentos de dificultades extremas, apostó por estos cursos de español para extranjeros. Por supuesto, Zamora10 y su gerente Francisco Prieto y personalidades como Feliciano Ferrero, secretario general de la Fundación Científica de la entidad bancaria, y Narciso Prieto, director de Comunicación.
A no tardar, contaré la intrahistoria de estos cursos de español para extranjeros, de cómo algunos políticos y profesionales de ciertos organismos intentaron destruir este proyecto, clave para la economía de Zamora.

(Fuente: El Día de Zamora)

Quizá le interese también

RUTA POR LA RESERVA NATURAL DE LAS LAGUNAS DE VILLAFÁFILA – ZAMORA

Las Lagunas de Villafáfila se encuentran al noreste de la provincia de Zamora. Constituyen…