Zamora cuenta con cerca de 630.000 cabezas de ganado ovino y gracias a la labor de la Escuela Internacional de Industrias Lácteas (Eilza) –puesta en marcha por Zamora 10– la fortaleza de ese sector puede convertirse en una fuente de empleo en la provincia de Zamora, especialmente en el mundo rural. En estos días, la escuela forma a diez personas que pronto saldrán tituladas y bien entrenadas para esquilar ovejas, un oficio “que es duro, pero que económicamente es muy rentable” dada la falta de profesionales en España que sepan desempeñar esta labor, tal y como señalaba la delegada territorial de la Junta de Castilla y León, Clara San Damián, que ayer visitaba una clase práctica de este curso de esquileo que se impartía en la explotación ganadera “Cogare”, en el término municipal de Molacillos.

“Este es un nicho de empleo que tradicionalmente ha sido cubierto por personal extranjero, que hacía muy bien su trabajo, pero es el momento de que algunos zamoranos vinieran a cubrir este nicho”, destacaba la representante del Gobierno autonómico, que financia este curso de la Escuela Internacional de Industrias Lácteas de Zamora. La idea de formar esquiladores locales partió de la problemática surgida la pasada primavera durante el estado de alarma decretado por el COVID-19, cuando el cierre de fronteras dificultó la llegada de esquiladores profesionales de Uruguay, Rumanía y otros países para cubrir esta necesidad. El número de profesionales del esquileo existentes en España hasta la fecha es escaso y todos tenían la agenda completa.

Ahora, Castilla y León contará con diez nuevos profesionales –siete hombre y tres mujeres– que forman parte del presente curso de 120 horas lectivas, de las cuales aproximadamente 112 son prácticas en explotaciones ganaderas para que acaben dominando con destreza la labor del esquileo. El curso se está impartiendo de manera intensiva, ya que algunos alumnos se han desplazado desde otras provincias de la Comunidad, y actualmente cada uno de ellos esquila un total de 60 ovejas diarias en las prácticas.

Las clases teóricas se han desarrollado en las instalaciones del instituto Alfonso IX de Zamora, cedidas a Zamora 10 para tales fines, y está siendo impartido por esquiladores de Montaña de León y de Ovigen, el centro de selección y mejora genética de ovino y caprino de Castilla y León, que además ha prestado una parte de sus ovejas para este curso.

La escuela recibió un total de 35 inscripciones para el curso, concretamente 25 hombres y 10 mujeres, muy por encima del número de plazas ofertadas debido a que las posibilidades de encontrar empleo en este sector son altas.

De hecho, San Damián revelaba ayer en su visita a la práctica de esquileo que “me consta que hay empresas que ya han ofrecido de cara a septiembre la posibilidad de que estos alumnos puedan ya trabajar en el esquileo”. La delegada destacó la importancia de que “en una provincia eminentemente agrícola y ganadera como Zamora el campo pueda dar trabajo a la población y que ese dinero se quede aquí, en Zamora, o en Castilla y León” y constató su alegría de que “las mujeres también accedan al mercado laboral en este tipo de empleos, que suelen estar más asociados a los hombres”.

Por eso, la representante de la Junta de Castilla y León aseguró a Zamora 10 que la Consejería de Agricultura seguirá patrocinando este tipo de actividades a través de la Escuela Internacional de Industrias Lácteas”. De momento, la escuela prepara una segunda edición de este curso que según anunciaba ayer su directora, Mónica Cubas, previsiblemente se impartirá en septiembre. La inscripción ya está abierta.

En la página web de “Eilza” se puede consultar el temario de este y de otros cursos relacionados con el sector lácteo impartidos en Zamora, como los de ordeño o calidad del ordeño. El presidente de la Fundación de Industrias Lácteas, José Luis Calvo, defendía que “pese al prejuicio que hay en la sociedad de que este trabajo es muy dudo, la ganadería se ha tecnificado mucho, se está convirtiendo en un empleo muy digno y en un empleo bonito, con alta tecnología, con animales de valor genético” y que además “necesita trabajadores”, a la vista del alto grado de colocación entre las personas que ya han completado algunos de los cursos. En el futuro, Eilza creará bolsas de trabajo con el objetivo de poner en contacto a las empresas del sector ovino con alumnos graduados en la escuela internacional de Zamora.

No existen en España otras instituciones que impartan este tipo de formación, y según informaba el gerente de Zamora 10, Francisco Prieto, hay empresas del secotr lácteo que están demandando contratar algunos cursos, lo cual considera que “es una buena oportunidad para poner el nombre de Zamora en el mapa.

La Junta de Castilla y León financia regularmente la Escuela Internacional de Industrias Lácteas de Zamora a través de una subvención anual de 100.000 euros.

(Fuente: La Opinión de Zamora).

Quizá le interese también

RUTA POR LA RESERVA NATURAL DE LAS LAGUNAS DE VILLAFÁFILA – ZAMORA

Las Lagunas de Villafáfila se encuentran al noreste de la provincia de Zamora. Constituyen…