Rutas de Senderismo

El entorno del Parque Natural del Lago de Sanabria y alrededores ofrecen un amplio abanico de posibilidades para el senderismo y el excursionismo.

Sendas oficiales y una red de caminos tradicionales señalizados que unen todas las localidades de la zona, constituyendo un valioso legado cultural que habla de tradiciones sanabresas. Son más de 100 Km de paseos sencillos y tranquilos.

Para los más aventureros se ofrecen sendas de montaña que acercan al visitante a los paisajes más hermosos del Parque Natural. En invierno se puede disfrutar de la nieve con la senda de esquí de travesía.

Describimos aquí las sendas más interesantes:

1.- SENDA DE LOS MONJES

Distancia: 4 Km.
Dificultad: media (baja si eres profesional).
Desnivel: 250m. aprox. (alguna zona con bastante pendiente)
Ruta: senda y camino empedrado.
Duración estimada: 1-2 horas (ritmo paseo).
Época recomendada: Todo el año, en especial primavera y otoño. Puede haber zonas del camino con bastante agua.

Perfíl de la Ruta:

Partiremos de Ribadelago Viejo, el camino saldrá del final del pueblo y en dirección al Lago de Sanabria. Antes de llegar al inicio de la ruta avistaremos un cruce de sendas bien señalizado en el que se indican varias rutas de senderismo, nosotros seguiremos el cartel de la Senda de los Monjes.

Al llegar al final del pueblo, después de haber debajo atrás las ruinas de la antigua iglesia (victima de la catástrofe de 1959), nos encontraremos un cruce con dos sendas, nosotros cogeremos la de la izquierda, la cual nos conducirá a un viejo edificio que en su día fue una piscifactoría; a partir de aquí cruzaremos un pequeño puente y ascenderemos por un bosque de robles y avellanos.

Cuando vayamos por la mitad del recorrido encontraremos restos de un castro celta. Después observamos las que son, posiblemente, las mejores vistas del Lago, y a partir de aquí el camino se hace un poco más difícil de seguir por las rocas, pero nosotros continuaremos en línea recta hasta que veamos el camino de nuevo que nos lleva hasta San Martín de Castañeda. Continuaremos por el camino, muchas veces con agua, y después de pasar por debajo de un puente de la carretera nos encontraremos con ésta que nos conducirá, cuesta abajo, a San Martín.

Una vez en San Martín hay tres opciones de finalización. La más sencilla es disponer aquí de un coche de apoyo que nos recoja; otra opción sería la de volver a recorrer la ruta en sentido contrario; y la tercera opción es dar la vuelta completa al Lago. Estas opciones no las vamos a tratar aquí, simplemente y por curiosidad, mencionar que si optas por dar la vuelta completa al lago la distancia se incrementaría en unos 8 Km. aprox., y la mayoría del recorrido se haría por carretera. No obstante, al final del pueblo de San Martín, tras pasar por un monumento homenaje a Miguel de Unamuno, a la derecha de la carretera, sale un camino que nos permite atajar y llegar por una senda hasta la Playa del Folgoso, desde aquí seguiríamos por la carretera bordeando el lago hasta llegar, nuevamente, a Ribadelago.

2.- CAÑÓN DEL RÍO FORCADURA

Distancia: 7 Km.
Dificultad: media.
Desnivel: 500m. aprox. (zonas con bastante pendiente)
Ruta: senda señalizada con balizas de color rojo.
Duración estimada: 3-5 horas (ritmo paseo).
Época recomendada: Todo el año, en especial primavera y otoño.

Perfíl de la Ruta:

Esta ruta comienza en el «Barrio Alto» de Vigo de Sanabria, tras pasar el último puente del pueblo encontraremos el camino por la margen derecha del río que en vertiginosa bajada forma pequeñas cascadas. El camino está marcado con balizas de color rojo.

Tras un duro ascenso entre brezo y retama, nos encontraremos con un puente forjado con grandes losas de piedra sobre el río Forcadura. Tras cruzar dicho puente, el camino continúa ahora por la izquierda del verde valle del río, esta parte la haremos caminando en «zig-zag». El camino nos llevará a una zona alta, al lado de la meseta, donde habrá un arroyo que lo dejaremos a nuestra izquierda y, después de ascender un poco más, nos encontraremos con la famosa Laguna de los Peces (1.707 m.).

3.- CAÑÓN DEL RÍO TERA Y CUEVA DE SAN MARTÍN

Distancia: 8 Km. el cañon + 4 Km. hasta la cueva.
Dificultad: media.
Desnivel: 500m. aprox. (cañón) y 310m. aprox. (cueva).
Ruta: senda.
Duración estimada: 5-7 horas (ritmo paseo).
Época recomendada: Primavera, verano y otoño.

Perfíl de la Ruta:

Estamos ante el mayor y posiblemente mas grandioso cañón de todo el Parque Natural, que se formó por los glaciares del cuaternario. Desde Ribadelago Viejo comenzaremos esta nueva ruta, concretamente desde el campo de fútbol, que hay junto al río. A partir de aquí continuaremos por una senda con muchísimas piedras que iremos sorteando. En esta zona quizá podremos observar algún gato montés así como algún mirlo y búho.

El camino que se desvía hacia la izquierda del río continúa ascendiendo entre un robledal hasta que nos volvemos a encontrar con el río, al llegar a un alto nos encontramos con unas escaleras de piedra grandísimas. Al bajar a ese pequeño valle y a la derecha podemos contemplar la primera poza del cañón.

Siguiendo el sendero marcado con estacas de color verde, ascenderemos y veremos las sorprendentes formaciones que el agua ha ido esculpiendo con el paso de los siglos: lagunas, pozas y cascadas; a partir de aquí el ascenso es más acentuado, tendremos que cruzar el río para continuar por el margen derecho del río Tera. Tras continuas subidas y bajadas llegamos a la Cueva de San Martín (1.320 m.). En la Cueva se puede uno dar un chapuzón o pescar unas excelentes truchas. A partir de aquí tenemos tres posibilidades: retornar siguiendo el mismo camino de la ida, o continuar la senda hacia la derecha y llegaremos hasta el pueblo de San Martín de Castañeda, o bien continuar la marcha hasta el final del cañón (en este caso la distancia aumentará, así como la dificultad y el desnivel).

Si queremos continuar con nuestra marcha hasta el embalse de Vega de Tera (la «Presa Rota», culpable de la catastrofe de Ribadelago, 1959), debemos tomar el camino que sube por la derecha, paralelo al arroyo. Al llegar a un bosque de acebos, tendremos que continuar por una senda a la izquierda, cruzaremos el arroyo por un puente, a partir de aquí ya no habrá balizas de señalización por lo tanto tendremos que tener mucho cuidado y nos servirán de referencia los caminos que hace el ganado. Al llegar a un alto veremos una poza muy grande, y a partir de aquí el camino sube por la derecha de la montaña. Después de andar un tiempo entre la vegetación, veremos por fin la presa rota de Vega de Tera. Este es el fin de la ruta y a su vez del cañón, el retorno será por el mismo camino.

4.- CAÑÓN DEL RÍO CÁRDENA Y PICO DEL FRAILE

Distancia: 11 Km.
Dificultad: media/alta.
Desnivel: 600m. aprox.
Ruta: senda señalizada con balizas color naranja.
Duración estimada: 5-7 horas (ritmo paseo).
Época recomendada: Primavera, verano y otoño.

Perfíl de la Ruta:

Este cañón toma su nombre de dos ríos el río Cárdena y el río Segundera. Es el valle glaciar del Cárdena el que tiene un camino accesible y cuidado por el que poder ascender o descender. Comenzamos en el poblado de la Central Hidroeléctrica de Moncabril, que se encuentra en una desviación a la izquierda, antes de llegar a Ribadelago Viejo. Al llegar a la central, tomaremos el camino marcado por balizas de madera pintadas de color naranja, este camino sinuoso y empedrado en todo su recorrido, asciende entre bosques de robles, pero a medida que ascendemos nos encontramos con matorral, lo cual nos permitirá contemplar el magnífico espectáculo del valle del río Tera con el Lago de Sanabria como protagonista.

Al llegar arriba nos encontraremos con el Pico del Fraile. A partir de aquí seguiremos por la pista forestal proveniente de Porto que enlaza con el embalse de Vega de Conde; y encontraremos a nuestra derecha, la Laguna del Payón. Siguiendo el recorrido llegaremos a un desvío donde tomaremos el camino de la izquierda que nos conduce al Embalse de Garandones (1.614 m.). Continuando nos encontraremos con el Embalse de Cárdena, enfrente, justo al otro lado de la pista, veremos un sendero que será el descenso por el Cañón del Cárdena. La senda está marcada por balizas de color naranja y tendrá un pronunciado descenso bastante estrecho y pedregoso. El río lo localizaremos por el ruido pues su cauce aparece bordeando una espléndida vegetación de ribera, dominada por bosques de robles, brezo, escobas y helechos.

Esta ruta también se podría realizar en sentido contrario, o bien haciendo el ascenso y descenso por el mismo camino (subir y bajar por el Cañón del Cárdena o subir y bajar por el Pico del Fraile).

Fuente: turismosanabria.es

Quizá le interese también

RUTA POR LA RESERVA NATURAL DE LAS LAGUNAS DE VILLAFÁFILA – ZAMORA

Las Lagunas de Villafáfila se encuentran al noreste de la provincia de Zamora. Constituyen…